Hemocomponentes

Para extraer hemocomponentes, fraccionamos la sangre separándola en glóbulos rojos, plasma fresco, plaquetas y crioprecipitados (concentrado de factores de coagulación). Efectuamos este procedimiento en circuito cerrado, utilizando bolsas múltiples y selladoras de tubuladuras por radio frecuencia, lo cual permite mantener el circuito cerrado, de modo que la sangre nunca toma contacto con el aire. Mediante un sistema computarizado, identíficamos innequívocamente, con códigos de barras, cada uno de los productos obtenidos.

Sometemos todos los hemocomponentes, especialmente aquellos con valor hemostático, a estudios de control de calidad, para asegurar que sus niveles de calidad superen los estándares internacionales